Compartiendo el mensaje de la Madre Agua

Muchas veces durante la meditación aparecen personajes y seres que te sorprenden, tanto por su presencia como por su mensaje. Y en muy pocas ocasiones, aparecen seres de tal magnitud que tu mente ni si quiera puede creer que se hayan acercado a ti, y para mí, hoy es una de esas veces. Con todo mi respeto, comparto este mensaje de la Madre Agua, uno de los Cuatro Elementos.

“Imagina cada gota de agua habitada por una conciencia despierta.

Juntas forman una ola, capaz de erosionar la roca más dura.

Sin prejuicios y con amor, el agua va transformando la roca.

Primero las capas más fáciles, arenisca, pequeñas piedras adheridas a la roca, se van puliendo.

Y así todas esas gotas conscientes transportadas por la ola, a través del Amor y el Respeto van moldeando la roca, hasta crear la mejor versión de sí misma.

Hasta que, la roca y el agua son Uno en el mar del Todo. El agua es roca y la roca es agua existiendo en perfecta sincronía.

¿Sabes Irene? Todas mis hijas e hijos están bendecidos por mi Agua Sagrada. Los ríos, los manantiales, los riachuelos, los océanos y mares, incluso los charcos llenos de barro que se forman cuando cae mi Lluvia Sagrada están bendecidos.

Mi perdón es infinito, soy vida y enseñanza para la humanidad. Por mucho que llenéis mi vientre de venenos y toxinas, causéis muerte en el Reino animal acuático, yo siempre os perdono, porque os amo, porque vivo en todos vosotros, y todas mis gotas que están en vuestro interior, sonríen cuando vosotros sonreís.

Mi deseo es que vuestras conciencias brillantes y despiertas hagan vida en una sola ola, tan gigante, y capaz de, con la bandera del Amor, hacer llegar mi mensaje al mundo de Perdón, Compasión y Liberación.”

the-sea-855650_1920

Ahora  solo queda pasar a la acción, ¡a despertar conciencias desde al amor y el respeto, con paciencia y humildad, sin juicios ni presiones! Perdonando la ignorancia, con compasión. Gotita a gotita, y con nuestro esfuerzo continuo por el cambio, formaremos esa gran ola capaz de iluminar a las conciencias que parecen poco predispuestas, y al final la roca cederá y fluirá con el resto del agua que vive en el mar del Todo, el mar de la Unidad.

selene

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.